Una buena opción para sustituir dientes que se han perdido son los implantes dentales. Actualmente, hay muchos tipos de implantes en el mercado y diferentes opciones dependiendo del problema y del presupuesto de cada paciente, por lo que conocer cuál es el implante óptimo para cada persona puede resultar difícil.

Un implante dental con motor de implantes es un tratamiento rápido que consiste en la sustitución de una raíz inexistente para sostener el diente artificial. El proceso de implantación de la prótesis comienza con una serie de pruebas diagnósticas que valoren el estado del hueso. “Tras los estudios radiográficos pertinentes y una buena planificación, se colocan los implantes en una cita, se retiran los puntos la semana siguiente y esperamos el tiempo necesario para la osteointegración”, explica Gerardo Corbella Spezzi, odontólogo en Dental Corbella. “Una vez realizadas las revisiones mensuales, se realiza la toma de impresiones para confeccionar la prótesis planificada”, sostiene.

1. Equipo médico:

La comodidad y la seguridad son primordiales a la hora de elegir una clínica que genere confianza. Recibir la información y atención demandada en cada momento es esencial. Además, es imprescindible valorar la preparación y la experiencia del odontólogo, así como su conocimiento en avances y técnicas novedosas, dado que la implantología dental es una rama de la odontología que necesita actualizaciones continuas. 

2. Instalaciones e instrumental:

Tanto las herramientas como los tratamientos dentales evolucionan cada día, por lo que es importante que la clínica dental elegida cuente con el material más actualizado y lleve a cabo las técnicas más novedosas. 

3. Pruebas diagnósticas:

Previamente al implante es necesario realizar diferentes pruebas diagnósticas que valoren el estado del hueso y así elegir la medida del implante de cada paciente. Para ello, serán necesarios una radiografía panorámica y un TAC.

4. Calidad del implante:

Para evitar posibles complicaciones posteriores, es importante conocer la procedencia y el grado de biocompatibilidad del implante, datos que deberá facilitar la clínica. Si se ha realizado una buena planificación “no existen reacciones adversas serias” asegura Corbella, pero es importante saber que se trata de una cirugía oral y que por tanto, implica ciertas molestias que pueden ser paliadas por una buena medicación antiinflamatoria y un buen cuidado por parte del paciente. 

 

ver más:http://www.dentaltools.com.mx/